EL DESCENDIMIENTO DE LA CRUZ (1435-40)

Autor? Rogier van der Weyden
http://en.wikipedia.org/wiki/Rogier_van_der_Weyden
Nacionalidad del artista? Belga
Dónde podemos ver este cuadro? Museo del Prado, Madrid, Spain
Tipo de pintura? Oleo sobre panel de roble

De qué se trata el cuadro?

Esta es una conmovedora pintura sobre el descendimiento de la cruz. Un cuadro lleno de intensas emociones contenidas. Aquí observamos el momento exacto cuando el cuerpo sin vida de Cristo es bajado delicadamente de la cruz por Jose de Arimathaea a su lado izquierdo y Nicodemus a su derecha. Otra figura principal es Maria que se desmaya a causa del dolor mientras Juan se inclina para sostenerla.

Qué es un tríptico ( triptych )?

Un triptico es un retablo de madera divido en tres secciones o tres paneles tallados unidos por bisagras. El panel del centro es el mayor y los paneles de los lados son menores haciendo referencia a la imagen central. Pero también existen trípticos donde los tres paneles tienen el mismo tamaño.
En esta obra, esta escena pertenece al panel central de un tríptico. Los paneles de los lados fueron separados en algún momento y tristemente fueron perdidos.

Cómo eran las pinturas tradicionales en Nederland?

Las pinturas se caracterizaban por el uso de interiores domésticos. Aquí vemos que el artista no ha concentrado su atención en esos detalles y sus figuras ocupan casi todo el espacio del panel. Al colocarlas de esta manera tan apretada, obliga al espectador a no distraerse de la contemplación de la tragedia. Y al mismo tiempo, la escena adquiere un sentido de intimidad.

Analicemos el estilo de Rogier van der Weyden….
Para la obra del descendimiento de la cruz, su autor utilizó diez figuras de tamaño natural las cuales comparten una especie de escenario de poca profundidad. El cuerpo sin vida de Cristo es el foco central. Este cuadro está pintado en dorado y la naturaleza que tanto renombre ha dado a los pintores flamencos se limita a unos cuántos vestigios en el suelo.
Todas las figuras están íntimamente ligadas a las demás. Figuras entrelazadas en retorcidas posturas.
Ciertamente el hecho de que la superficie pintada sea de un relieve policromado, le dá una fuerza especial a esta composición.
La posición de Maria colapsándose en una pose similar a la de su hijo fue algo nuevo en ese tiempo y fue una innovación de este artista. El utilizó este método de repetición a lo largo de toda la pintura para reforzar su impacto visual. Como por ejemplo, la mano derecha de la Virgen es un eco de la mano izquierda de Cristo. Pero sus tonalidades son diferentes: la mano de la Virgen, es blanca y pálida por el desmayo y la de Cristo tiene un tono azulado tras la muerte.

Observen nuevamente la pose de María, la Madre de Cristo ….
Pareciera que ella también estuviese sin vida. Y es que ella está sufriendo una agonía emocional equivalente al extremo dolor físico que sufrió Cristo.
María se encuentra desmayada y Juan se inclina para sostenerla. El cuerpo de María forma una linea diagonal parecida a la de su hijo. Repito, esta imitación hace que madre e hijo compartan un mutuo dolor.
Al ver tan terrible experiencia de María, los fieles que se encuentran a su lado son despertados por una inmensa compasión ante el sufrimiento de Cristo.
El tocado de la Virgen es blanco porque es el color de la pureza e inocencia. Miren cómo se repite este color en todo el cuadro.
Su traje está pintado de un color azúl ultramarino. Este pigmento tan especial ha hecho que las pinturas de este artista tengan un valor especial.
Porqué?
Porque este color provenía de un raro mineral llamado lapis lazuli, el cual tenía que ser importado de Afganistán.

Ahora observemos a José de Arimathea y Nicodemo …..
El cuerpo de Jesús lo sostienen José y Nicodemo. Estos dos ancianos parecen muy tranquilos.Según los Evangelios, ellos bajaron a Cristo muerto de la cruz y lo pusieron en un sepulcro abierto en una peña.
José fue un hombre afortunado que obtuvo permiso de bajarlo de la cruz. El lo colocó en la tumba que fue originalmente destinada a hacer su lugar de entierro.
Nicodemo fue quien sujetó los pies de Cristo. Pongan atención en el exquisito detalle de su vestimenta. Existe un intrigante conflicto entre la profunda y apasionada emoción de la escena y la habilidad de van der Weyden para expresar cada detalle del traje con una objetividad desapasionada.
Pasemos a María Magdalena…..
Ella es la mujer que retuerce sus manos y llora inconsolablemente en el extremo derecho del cuadro. En una posición agresivamente contorsionada. Un atributo tradicional de María Magdalena es la presencia de un tarro de ungüento. El mismo se encuentra sostenido por el hombre situado a su izquierda. Esta pecadora arrepentida utilizó la mirra que contenía el tarro para ungir los pies de Cristo.
Era una práctica común incluir 3 o 4 Marías en una escena de la Crucifixión pero no había autoridad bíblica para incluir tantas.
También tenemos a otra María
Ella es María la esposa de Cleopas. Ella supuesta mente fue una de las mujeres que estuvo presente en la Crucifixión de Cristo.
Al igual que Maria Magdalena, se encuentra llorando en un extremo del cuadro, en este caso al lado izquierdo. Se tapa sus ojos porque no puede reprimir sus lágrimas.

San Juan
San Juan se encuentra vestido de rojo, sujetando un brazo de María y consolándola. Su postura hace eco de la figura de María Magdalena en el lado opuesto de la pintura. La cara de Juan demuestra la maestría del artista para expresar pena en las caras de sus figuras. Cada una son únicas y sacadas de la vida real. La cara de San Juan , por ejemplo, muestra un ser que lucha con sus emociones.
A sus pies se encuentra el cráneo que representa a Adán.
La crucifixión tuvo lugar en el monte Calvario ” el lugar de la calavera” donde se decía que Adán fue enterrado.
Adán fue expulsado del paraíso después de comer la fruta prohibida. Cristo se sacrificó en la cruz para redimir los creyentes del pecado original cometido por Adán y Eva.
Qué interesante es esto de la simbología en los cuadros verdad?
Las dos ballestas doradas ( armas para disparar flechas ) y pequeñas que hay en la tracería gótica de este retablo permiten identificar quién lo encargó: en este caso fue el Gremio de Ballesteros de Lovaina para su capilla de Notre-Dame.
El cuerpo de Cristo también presenta la forma de una ballesta disparada.
La tracería cumple una importante función ya que señala la frontera entre el reino sagrado de estas diez figuras y el mundo del espectador.
Y el más importante, Jesús….
El tono marmolado del cuerpo de Cristo contrasta con la blancura de su lino. Esta figura es trágica pero hermosa. Sus cincos heridas de sangre y la pálida corona de espinas de alguna manera adornan por otra parte su cuerpo intachable.
El fuerte color rojo utilizado en la sangre y las vestimentas de San Juan, María Magdalena y José tiene dos propósitos:
  1. tiene un valor simbólico que es el de la Pasión, y
  2. lleva el ojo del espectador por toda la escena como un refuerzo a las heridas de Cristo.
Comparte mi articulo en los medios sociales
Share